Web Page Creator

Karate deportivo

El Karate-Do tradicional se mantiene prácticamente intacto en su esencia como arte marcial, esto significa arte de guerra por lo tanto es difícil pensar en "Guerra Deportiva".
Sin embargo hace aproximadamente 30 años atrás, el Karate Tradicional adoptó un hijo llamado Karate Deportivo, se reglamentó y se hizo popular a nivel mundial.

La forma de entrenar Karate-Do Tradicional o Deportivo, desde un punto de vista psicofísico, son tan distintos como la del día y noche.
El Karate-Do Kyudokan conoce las diferencias y acepta la faz deportiva como un complemento no esencial, pero sí interesante de la práctica, por esto es que desde hace muchos años organiza y participa en eventos deportivos a nivel nacional e internacional.

El alumno tiene la posibilidad de participar en campeonatos, sin obligación, prácticamente desde los primeros meses de práctica. Existen más de 70 categorías que dividen al competidor por sexo, edad, altura y antigüedad, dando de esta manera igualdad de condiciones. 
A pesar de ser un deporte amateur, los participantes entran a un ranking nacional pudiendo de esta forma aspirar representar a nuestro país en torneos internacionales.

La competencia se divide en dos aspectos muy diferentes: una consiste en (formas) Kata, consistente en mostrar delante de cinco jueces la Kata preferida, la evaluación de la misma se basa en varios puntos: secuencia, técnica, equilibrio, tiempo, potencia, posición, ritmo, etc. El combate es la otra rama competitiva, por supuesto el contacto está prohibido, así como los golpes peligrosos. Los atletas se enfrentan buscando marcar alguna de las técnicas permitidas; éstas deben mantener el espíritu de lo que debería ser un combate real: fuerza, velocidad, postura, actitud, potencia, concentración, etc. Aquel competidor que marca medio punto (wazari) o un punto entero (ippon) antes de los 2 minutos que dura el encuentro será el competidor vencedor.